Las propiedades del tanino

El tanino posee muchas propiedades: es una sustancia completamente natural, tiene un elevado poder antioxidante y, recientes estudios universitarios, conferman su eficacia en la lucha contra las bacterias.

Además, su versatilidad permite que pueda ser utilizado con éxito en diferentes áreas. Por ejemplo: en cosmética, en nutrición (tanto humana como animal), en el curtido al vegetal y en muchas otras aplicaciones, incluso en la industria siderúrgica.

Pero los beneficios del tanino son muchos más: alrededor del tanino se mueve una economía sostenible, que respeta el Medio Ambiente y a los que allí viven.

Elegir productos procesados con tanino significa fomentar un modelo de desarrollo en el que los recursos naturales son reconocidos como bienes valiosos que es necesario proteger, a través de procesos de producción que tengan un bajo impacto ambiental.

Significa también promover la economía y el trabajo en las zonas rurales y montañosas, en Europa, América y en todo el mundo, evitando el abandono de los pueblos y preservando las tradiciones locales.

El tanino es bueno tres veces: para el ser humano, para la naturaleza y para el desarrollo de una economía sostenible.

El tanino: bueno para el hombre, el medio ambiente y el desarrollo

Sostenibilidad y respeto por el medio ambiente

La extracción del tanino es un proceso ecológico, no implica el uso de productos químicos contaminantes y optimiza los recursos energéticos y el consumo del agua. Las fuentes vegetales provienen de la gestión forestal responsable, sujeta a estrictas regulaciones. Siendo un producto 100% natural, el tanino puede integrarse sin contraindicaciones en diferentes procesos de producción sin riesgo de contaminación.

Desarrollo y protección del territorio

Desde Europa a América, desde los bosques de castaños italianos a los los de Quebracho en Argentina o a las plantaciones de tara en Perú, el tanino es un elemento decisivo en el desarrollo de la economía local, capaz de crear puestos de trabajo incluso en zonas aisladas, que de otro modo, estarían despobladas. Una razón más para proteger los bosques, evitando la reducción de las zonas boscosas. Además, proteger los árboles significa prevenir la inestabilidad hidrogeológica.

Una sustancia «súper-natural»

El tanino es 100% natural. Es gracias a sus cualidades que se ha ganado el apodo de «súper-natural», una definición atribuida a todos los extractos naturales utilizados por siglos en diferentes procesos de producción y que hoy están siendo redescubiertos por parte de la comunidad científica. Pueden encontrar nuevos campos de aplicación en el sector industrial, también como una alternativa ecológica a la química sintética.

Sostenibilidad y respeto por el medio ambiente

La extracción del tanino es un proceso ecológico, no implica el uso de productos químicos contaminantes y optimiza los recursos energéticos y el consumo del agua. Las fuentes vegetales provienen de la gestión forestal responsable, sujeta a estrictas regulaciones. Siendo un producto 100% natural, el tanino puede integrarse sin contraindicaciones en diferentes procesos de producción sin riesgo de contaminación.

Desarrollo y protección del territorio

Desde Europa a América, desde los bosques de castaños italianos a los de Quebracho en Argentina o a las plantaciones de tara en Perú, el tanino es un elemento decisivo en el desarrollo de la economía local, capaz de crear puestos de trabajo incluso en zonas aisladas, que de otro modo, estarían despobladas. Una razón más para proteger los bosques, evitando la reducción de las zonas boscosas. Además, proteger los árboles significa prevenir la inestabilidad hidrogeológica.

Una sustancia "súper-natural"

El tanino es 100% natural. Es gracias a sus cualidades que se ha ganado el apodo de «súper-natural», una definición atribuida a todos los extractos naturales utilizados por siglos en diferentes procesos de producción y que hoy están siendo redescubiertos por parte de la comunidad científica. Pueden encontrar nuevos campos de aplicación en el sector industrial, también como una alternativa ecológica a la química sintética.

El tanino bajo el microscopio

¿Qué hace que el tanino sea tan especial? Su singularidad se debe a características químicas realmente particulares, que lo hacen no sólo eficaz, sino también extremadamente versátil. En particular, las moléculas del tanino tienen la capacidad de unirse a las proteínas animales, estabilizándolas, motivo por lo que ha sido siempre utilizado con éxito en el curtido de los cueros al vegetal.

Pin It on Pinterest