“Un proyecto rebelde”. Este es el lema que describe a la empresa, Ragioniamo con i Piedi (RCP), fundada hace 10 años por Pierluigi Perinello conocido por todos como «Gigi». RCP no es solo una marca de calzado: es un nuevo estilo de vida.

La «rebelión», explica Gigi, consiste en crear un proyecto «que ponga al centro la ecología y el respeto por el ser humano».

“Mi encuentro con los taninos – dice – se produjo precisamente por perseguir este objetivo, casi por casualidad. Buscaba materiales de calidad para hacer mis zapatos, especialmente para el forro interno y las plantillas. Elegí el cuero curtido al vegetal con taninos porque además de ser una materia prima de excelencia, con una larga tradición artesanal, es un producto ecológico y sostenible».

«Los clientes apreciaron de inmediato esta elección: el cuero curtido con taninos permite que el pie respire, absorbe el sudor y evita la formación de malos olores. Fue así que descubrí que son los taninos los que le dan al cuero curtido al vegetal estas características únicas».

«La acción de los taninos sobre el cuero alarga la vida del producto, que, a diferencia de lo que ocurre con el material sintético, es reparable y está hecho para perdurar en el tiempo: una forma de evitar la cultura del descarte que solo alimenta la frustración y el desperdicio».

Gigi se transforma así en un auténtico “embajador del tanino”: explica a los clientes cómo se extrae, cómo se utiliza en el proceso de curtido y cómo hace que el producto final sea único. Junto a las cajas de zapatos siempre hay un frasco de vidrio lleno de taninos de castaño: los clientes pueden tocarlo y olerlo. Y siempre vuelven a casa con un par de zapatos nuevos.

Gigi nos cuenta: “Antes de fundar mi empresa trabajé en el sector del calzado durante 35 años, vendiendo materias primas a las principales fábricas y marcas italianas del calzado. Año tras año he visto la excelencia de la producción italiana doblegarse a la lógica del mercado que buscaba productos a costos cada vez más bajos, capaces de alimentar solo la lógica de un consumo voraz».

«La velocidad de los sistemas de producción y diseño ya no ponían al hombre y sus necesidades en el centro. Un cambio debido también a las lógicas de distribución que imponen costos muy altos; así, para mantener los precios bajos, es necesario ahorrar en los materiales”.

Un círculo vicioso del cual está convencido de que es posible escapar. «Fundé Ragioniamo con i Piedi (RCP) para demostrar que es posible hacer zapatos artesanales con excelentes materiales, anteponiendo la calidad a la distribución y las lógicas de marca».

El proyecto se pudo llevar a cabo gracias a Internet, «el tercer mayor invento de la humanidad, después de la rueda y la imprenta». La Red ha hecho posible un sistema de desintermediación que permite reinvertir los costos de distribución tradicional en la calidad del producto, comenzando por los materiales ”. A soporte de la tienda online está la venta directa en eventos locales y ferias: una forma de volver a las raíces del mercado y a la relación con el público.

Gigi comenta: “Durante años hemos creído que la química sintética podría reemplazar a la naturaleza, pero era una trampa. La naturaleza ya tiene las soluciones a la mayoría de nuestros problemas, todo radica en saber identificarlas y utilizarlas de la forma correcta. Como ocurre con el tanino, una de las sustancias más nobles y preciosas del mundo, ahora ha llegado el momento de reconocer su justo valor ”.

Pin It on Pinterest